Viajar a Barú equivale a trasladarse a un paraíso en la tierra. Playas blancas, aguas cristalinas turquesas, paisajes vírgenes y bahías idílicas. La isla es más bien un cúmulo que quedó atrapado por la construcción del Canal del Dique.

Una vez que te hayas instalado en suelo colombiano, es muy probable que llegues a Barú desde Cartagena, por lo que te conviene descansar un día en decameron Cartagena. Luego de recargar energías es momento te traemos las mejores actividades que no te podés perder en la belleza de Barú.

Playa Blanca

Es la mejor playa de la isla y tu primera parada obligada. Su arena, como dice su nombre, es blanca, y casi se confunde con el límite del mar. El agua es tan cristalina que no sabes dónde termina y dónde empieza la tierra. Además las aguas de las playas de Barú son mansas, en calma y transmiten su paz a todos los locales y turistas que la visitan. Playa Blanca es la mejor playa para visitar, ya que muchas son privadas y no se permite el paso a turistas.

Deportes acuáticos

Si sos amante de los deportes náuticos en Barú vas a poder realizar Windsurf, kayak, snorkel y buceo.

Bahía de Cholón

Es una laguna abierta localizada en el sur de Barú, Se trata de un espacio natural rodeado de manglares. El agua de la laguna es cálida (alrededor de los 30 grados Celsius) y de color verde esmeralda. Los habitantes de la bahía te van a ofrecer los mejores platos típicos de la zona. También podés alquilar una pequeña embarcación para moverte por todo el espejo.

Cuevas de Playa Blanca

A 5 minutos desde Playa Blanca, en estas formaciones rocosas vas a encontrar murciélagos, cangrejos, mariposas y muchísimas otras especies que descansan en las profundidades.

Ciénaga de Portonaito

Es una de las lagunas naturales más importantes de Isla Barú, localizada en el centro de la península. Sobre sus costas se encuentra el Hotel Royal Decameron Baru y la Marina Barú. Por estar cerrada al mar, sus aguas son calmas, lo que la convierte en un lugar ideal para practicar deportes como el esquí acuático.