Existen innumerables variedades de alojamiento a disposición de los que viajan. Desde los más lujosos hasta los que tienen lo justo y necesario, pero compensan ese déficit con una atención hospitalaria full time. A partir de esta nota te traemos las principales diferencias que existen entre los albergues para que tu próximo hotel sea el que esperas.

Hostel

Tu mejor opción si tenés poco presupuesto o preferís invertir en excursiones y vida al aire libre. Mochileros, trotamundos y soñadores eligen esta opción low cost, con habitaciones individuales o compartidas. Con baño comunitario y cocina para compartir. Una buena ocasión para conocer gente nueva.

Apart Hotel

Ideal si te vas a quedar mucho tiempo en un destino fijo. Las habitaciones son departamentos que cuentan con baño y cocina equipada. Comodidad, privacidad y libertad. Aunque claro, el presupuesto a disposición tendrá que ser otro.

Resort

También denominados “all inclusive”. Acá tenés la opción de servicios completos para relajarte y entretenerte en las mejores instalaciones. Piscinas gigantes, canchas de tenis, golf, actividades programadas, spa, clubes, restaurantes y ambientes de lujo. Decameron Baru es una clara muestra de este tipo de alojamientos donde solo te queda disfrutar.

Boutique Hotel

Pocas habitacione pero todas con nivel 5 estrellas. Te vas a sentir cómodo por las decoraciones cálidas y creativas que caracterizan a estos hoteles temáticos que llaman la atención a quienes los visitan. El toque de calidad que estás buscando.

Hotel

La palabra habla por sí misma. Es la opción más común y cómoda para alojarte de manera temporal. Con habitaciones independientes tenés los mejores servicios a tu disposición con solo levantar el teléfono. Desde limpieza hasta comida en un abrir y cerrar de ojos. Sin dudas una opción inmejorable, como los hoteles Decameron Colombia.