Santander es el lugar ideal para realizar turismo de aventura gracias a los múltiples escenarios naturales que tiene que se entremezclan con las actividades a realizar. No hace falta que seas deportista extremo, porque podés venir a disfrutar con tu familia sin riesgos.

Parque Xplorer

A 5 minutos de San Gil, en el municipio de Pinchote, está el parque de aventura extrema apto para toda la familia. Trekking, un circuito con 50 desafíos en puentes, descensos, atracciones y caminatas conforman el parque de cuerdas más grande del mundo.

Xplorer tiene recorridos de 225 metros compuestos por cable vuelo, rappel, caminatas, telarañas colgantes, escaleras extremas y el famoso puente tibetano, hasta terminar con torrentismo en la Quebrada La Laja, de 70 metros de altura.Este parque de aventura lo pueden disfrutar personas desde los 6 años hasta los 75 o más, durante aproximadamente dos horas y media.

Cueva de la Vaca

Es una cavidad subterránea con una corriente de agua sin riesgos para quienes se atreven a ingresar para descubrir las  formaciones de estalactitas. Se trata de un recorrido de 492 metros, ida y vuelta, por dentro del corazón de Santander. Adentro vas a encontrar variedad de fauna, principalmente murciélagos y arañas. También vas a conocer a la deslumbrante  quebrada subterránea y los célebres ‘Salón del cielo de cristal’ y la ‘Pata del elefante’, formación rocosa en forma de figura de paquidermo.

Volá sobre el cañón de Chicamocha

A través de los paracaídas y parapentes vas a poder sobrevolar Santander como si tuvieras la libertad de un ave. A más de 2 mil metros de altura y en poco más de 25 minutos vas a recorrer las diferentes formaciones montañosas de la zona que se combinan con el fondo de los ríos generando un paisaje hipnotizante.

De esta manera, si sos amante del turismo aventura no podés dejar de visitar Santander y los diferentes hoteles de decameron colombia, la mejor forma de descansar y recuperarte de la travesía.