Georgia transita sus días en calma, casi como si cada día de la semana fuera un espejo del anterior. Tal es la tranquilidad que ante la ausencia de medios de transporte masivos algunos pueblos montañosos quedan aislados y librados a su fortuna y quehaceres.

Gran parte de los escasos 4.5 millones de habitantes entre azeríes, armenios y rusos se vieron fascinados en el parque acuático de la capital georgiana, Tiflis, gracias a Vako Marchelashvili quien logró la proeza de armar 6 cubos rubik en apenas 1 minuto y 44 segundos marcando un nuevo Récord mundial Guinness.
El joven de 18 años se sumergió en una pecera del parque acuático Gino Paradise donde llamó la atención de los visitantes que quedaron atónitos ante el espectáculo de agua y fueron testigos del show por demás particular que sacudió con la normalidad y la rutina apacible del país europeo.

Tras romper la marca establecida por Anthony Brooks (había resuelto 5 cubos bajo el agua en 2014) Marchelashvili confesó la clave del éxito : “entrené varias horas, todos los días, durante seis meses. He entrenado mucho, porque un pequeño error me hubiera costado la vida y afortunadamente superé el récord establecido por Brooks, aunque creo que mi resultado va a durar mucho tiempo”, cerró el flamante rompe récords.

La ciudad cuna del récord se encuentra al este de Georgia en ambas orillas del río Mt’k’vari. Se encuentra a 770 metros sobre el nivel del mar y tiene forma de un anfiteatro rodeado de montañas por tres lados. Hacia el norte, Tiflis está delimitada por la cordillera Saguramo, al este y sureste por la llanura de Iori, al sur y al oeste con varias terminaciones de la cordillera Trialeti.

El relieve de Tiflis es complejo. La parte de la ciudad que se encuentra en el margen izquierdo del Mt’k’vari (Kurá) se extiende por más de 30 km del Distrito Avchala al río Lochini. La parte de la ciudad que se encuentra en el lado derecho del río Mt’k’vari, por otra parte, se construye a lo largo de las estribaciones de la cordillera de Trialeti, las pendientes en muchos casos descienden hasta llegar a las orillas del río Mt’k’vari. Las montañas, por lo tanto, son un obstáculo importante para el desarrollo urbano en el margen derecho del río Mt’k’vari.