Formando parte del departamento de la Providencia y Santa Catalina, las playas blancas de San Andrés permiten realizar todo tipo de deportes náuticos como windsurf, jet sky y kitesurf, mientras que la biosfera seaflower protegida por la UNESCO permitirá admirar la fauna marina buceando en arrecifes de coral junto a cangrejos, mantarrayas y langostas.

El turismo es desde hace mucho tiempo la principal actividad económica del archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, y se vio mermado durante el primer semestre del año principalmente en mayo y junio.

Paola Toro, secretaría local de turismo reflexionó sobre las causas: “El mundial de fútbol en Rusia opacó la llegada de turistas que por la máximo cita deportiva prefirieron incursionar hacia Europa, generando una caída del 3% en visitas. Vemos con mucho agrado que está repuntando nuevamente la ocupación, tuvimos unas fechas difíciles. Este año ha sido atípico para San Andrés y para todos los sitios turísticos”.

Otra iniciativa que atrajo más turistas fue la del gobierno isleño y el acercamiento para que el archipiélago de San Andrés y Providencia cuente con un sistema de transporte público de pasajeros para conectar los distintos enclaves turísticos.
A través del Departamento Nacional de Planeación se llamó a licitación de diferentes empresas para que indiquen sus cotizaciones pretendidas para la nueva red de traslados eléctricos. El informe dado a conocer afirma que “en principio se establecerá el diseño operacional detallado del sistema de transporte público eléctrico de pasajeros para las islas con su debido factor económico”.

Para aquellos que se preguntan qué hacer en los viajes a San Andrés, se pueden adquirir diferentes paquetes turísticos para disfrutar de la casa Museo isleña, La Loma, el paredón rocoso de Peñón, la playa de Cocoplumbay y los arrecifes coralinos del Hoyo Soplador.