Ubicado al oeste de la provincia de Santa Cruz, Argentina esconde un sitio repleto de historia donde huellas de manos decoran cada rincón de este enclave arqueológico, uno de los más importantes de Latinoamérica que podrá ser conocido al detalle gracias a la app de despegar.com que permitirá organizar el viaje más completo evitando dejar hasta el más mínimo detalle librado al azar.

En lo profundo del Río Pinturas, en pleno departamento Lago Buenos Aires, se combinan con deleitable armonía la historia y el arte: las pinturas rupestres que datan de 7350 a. C decoran cada rincón de las lúgubres cuevas.

Reflejos de antiguas tribus sudamericanas establecidas en la zona, las figuras son vestigios de rituales ancestrales cuyos protagonistas realizaron para demostrar su presencia en dichas ceremonias a las cuales consideraban sagradas.

La principal cueva está tallada por la erosión en los paredones que acompañan al valle del alto río Pinturas, en el noroeste de la provincia de Santa Cruz, y al sur de la localidad de Perito Moreno. La gruta expone en su interior las primeras manifestaciones de tribus locales, donde se observan figuras que simbolizan la vida cotidiana de los Tehuelches y sus predecesores, pueblos cazadores recolectores.

A su vez, también pueden contemplarse siluetas de guanacos, animales tradicionales de aquellas épocas y geometría espiralada, representaciones de las particulares divinidades.

Dicha travesía no será sencilla, y realizar dicha escapada será una inmejorable opción para asegurarse una aventura a lo largo de las diferentes cavernas donde la  gama de colores dominantes son las del rojo, ocre, amarillo, blanco y negro, cuya combinación se lograba a través de materias primas como frutas y sangre de animales.

Siendo declarada como Patrimonio de la Humanidad, por la UNESCO, la cueva de las manos presenta un escenario natural un tanto hostil, donde habrá que hacerle frente a la oscuridad, la temperatura elevada mezclada con humedad y los caminos de difícil acceso.

Sin embargo, será el momento ideal para afrontar el desafío gracias a los viajes baratos combinados con la recompensa que estará al alcance de los valientes que quedarán deslumbrados por faunas, lagos, galerías subterráneas, depósitos y minerales antiguos, singularidades que esconde dicha tierra sagrada donde se respira misterio e hitos sacrosantos.