Capital de la República de Colombia y del departamento de Cundinamarca, es el núcleo político, económico, cultural y turístico del país.

Situada a dos mil seiscientos cuarenta metros sobre el nivel del mar, se halla emplazada sobre una llanura donde en el pasado existía un lago, y abrazada por cerros lo que la transforman en una perla natural con un clima magnífico que fluctúa entre los 6° y 22° Centígrados.

Dicha altura no constituye ningún impedimento a la hora del disfrute, en tanto que se ofrecen incontables actividades recreativas para todo género de público sin olvidar el mejor alojamiento que se encuentra en el hotel Tequendama, el mejor servicio cinco estrellas a un precio accesible y conveniente.

Cuna de pensadores como Miguel Caro y Rufino Cuervo, y declarada como la Capital mundial del libro en 2007, por la Unesco; la oferta cultural está garantizada merced al Teatro Colón, los festivales musicales al aire libre que engloban desde el Rock hasta la Salsa y la perla arquitectónica de la Biblioteca Virgilio Navío, cuya terraza ofrece una vista panorámica de la ciudad de Bogotá. Además el abanico contiene pedazos de historia como el Museo Nacional de Colombia, el Museo de Oro y el Museo Botero, donde pueden encontrarse las ciento veintitrés obras del pintor y escultor Fernando Botero.

Por otra parte, la gastronomía también ofrece variantes: Usaquén, La Macarena y la Candelaria plantean los habituales platos locales, como el ajiaco, la mazmorra y el tamal con chocolate.

Para disfrutar cada una de las actividades en Bogotá, un rincón natural y cultural resulta necesario poseer el mejor alojamiento posible para recargar energía con precios similares a los encontrados en Decameron Baru.