Museos, monumentos, distritos, calles adoquinadas, bares míticos y tanguerías son ciertos recortes históricos que en pleno siglo veintiuno continúan arraigados en plena Capital Federal sin importar un mínimo el correr del tiempo.

Los amantes de la tradición van a poder gozar de combinaciones arquitectónica neoclásicas, barrocas, neogóticas, españolas, italianas y art decó conforme atraviesan las distintas comunas que se extienden en el territorio porteño.

Las tanguerías con orquestas en vivo, muestras de baile y escuelas para aprender se extienden desde Balvanera hasta Villa Lugano. Distritos como Parque de Los Patricios o bien Caballo expondrán una combinación armoniosa entre el cemento y los espacios verdes, donde la tradición barrial prosigue a flor de piel.

En el momento de visitar los más de dos mil monumentos, se resaltan la Floralis de Puerto madero, las Néridas y Fangio en Puerto Madero, General San Martín en Retiro, el insigne Obelisco en San Nicolás y la Carta Magna y Garibaldi en Palermo.

Al tiempo que la fuente de Neptuno en avenida Figueroa Alcorta y Las 2 Fuentes en Avenida nueve de julio captan las miradas de los visitantes. Asimismo hay lugar para estimar los Palacios que se hallan en el casco histórico de la Ciudad: Casa Rosada, Plaza de Mayo, Congreso, Cabildo, Palacio Barolo, Palacio de la Legislatura; como de este modo asimismo el Palacio Duhau en Balvanera o bien el Palacio San Martín en Palermo.

Sin dudas que Capital Federal es uno de los sitios históricos por antonomasia de la República Argentina, por la diversidad pluricultural que caló hondo en todos y cada rincón de la urbe que va a poder recorrerse por medio de ómnibus descapotables, el tradicional tranvía o bien la opción de rentar carro ideal para aquellos que desean ser independientes y contar con el tiempo a su antojo con el mejor servicio y también insuperables comodidades.