Durante la Semana Santa, el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo lanzó la campaña ‘Colombia limpia’, incentivando a los turistas y ciudadanos locales a mantener  limpios los destinos turísticos del Perú.

Con esa campaña se esperaba sensibilizar a todos sobre la necesidad de tener responsabilidad en cuanto a los recursos naturales y culturales. Por ese motivo, se inistía sobre no arrojar basura en los lugares a visitar.

También se solicitó a los prestadores de servicios turísticos que difundieran esa práctica responsable sobre el cuidado del medio ambiente.

El uso racional del agua ha sido otro ítem importante en la campaña, como el separar la basura reciclable y depositarla en lugares específicos.

La responsabilidad sobre el medio ambiente compete a todos, tanto ciudadanos colombianos como a los visitantes que llegan desde el exterior.