La contribución nominal del sector de viajes y turismo a la economía de Colombia alcanzó los 53,41 billones de pesos generados en 2017, marcando un leve aumento del 0,22 % frente a los 53,29 billones de 2016.

El aumento monetario de un año a otro se mantendrá y las expectativas para el presente año se proyectan en un crecimiento del 3,2 %, es decir, cerca de 55,1 billones de pesos, así lo reveló el informe de impacto económico del turismo elaborado por el Consejo Mundial de Viajes y Turismo (WTTC, por sus siglas en inglés).

Dicho organismo internacional agrupa a representantes de esta industria y su impacto económico en 185 países. En el caso de Colombia se resalta el aporte del 5,8 % al producto interno bruto (PIB) y los 1,31 millones de empleos, tanto directos como indirectos e inducidos (restaurantes, comidas, almacenes, hotelería, etc).

En este indicador se espera para este año un crecimiento de 1,7 %, hasta los 1,33 millones de puestos de trabajo, es decir, 230.000 más. Otro elemento clave del informe para Colombia fue la llegada de 4,1 millones de visitantes internacionales al país, quienes movieron 17,9 billones de pesos, flujo que tiene una perspectiva de crecer 3,6 % para este año.

“Vemos que Colombia está decidido a estar en el mapa turístico mundial y eso es algo muy bueno. Tiene atractivos naturales, historia, cultura y tradiciones, además de estabilidad e imagen positiva en el exterior. Lo más importante es su gente, su hospitalidad está en el ADN y por eso es el arma competitiva del país”, destacó la mexicana Gloria Guevara Manzo, presidente de WTTC.

De esta manera se estima que para 2018 la inversión que realizará esta industria en el país será de 8,21 billones de pesos, un aumento de 5,3 % frente a los 7,8 billones de 2017 invertidos en gastronomía, logística y hotelería con los hoteles de la cadena Decameron como máximos exponentes en alojamiento para los visitantes en Colombia.