Atrás quedaron las festividades religiosas de Semana Santa y tras un éxito rotundo en materia turística, Cali ofrece incontables actividades que exceden lo estrictamente ligado a deidades, sacramentos y adoraciones.

Para aquellos que no sean fieles católicos la Colina de San Antonio ofrece una vista maravillosa de la ciudad sobre todo para aprovechar y observar durante la caída del sol y el amanecer.

Observar aves en la Finca Alejandría será otra opción disponible en el Corregimiento La Elvira por la cual se podrá acceder gracias al alquiler de autos en Cali con el mejor servicio e inmejorable relación precio/calidad. También podrá recorrerse el parque temático Yath en el corregimiento La Leonera, santuario de musgos y aves.

 

Pance, centro de terapias holísticas e integrales como el Chakana Spa ofrecerá variables en materia de relajación junto a la mejor gastronomía local.

 

Y para los fieles devotos, la zona centro y norte será la zona preferida gracias al complejo religioso San Francisco, la Iglesia La Merced, la Catedral de San Pedro y las 175 parroquias que ofrece Cali. En casos extremos, las promesas podrán realizarse en los cerros tutelares donde parece que los dioses pueden escuchar.