La reciente visita del embajador de China a Tolú abre la intención de un intercambio turístico. El diplomático ha quedado deslumbrado con los sabores y aromas de la comida costeña inunda podido ocultar su preferencia por el suegro costeño.

 

Los patacones, el queso, los chicharrones, la chicha de maíz han cautivado al embajador, que ha quedado impactado por los paisajes y también por la calidez humana de los nativos de esa región.

 

Durante la visita declaró estar interesado en un intercambio cultural entre Colombia, en especial la región del Golfo de Morrosquillo, y China. La intención es que colombianos viajen a China para conocer la cultura y los temas relacionados al turismo y viceversa.

 

Se espera que el intercambio nos sea sólo en cuanto a la parte artesanal y gastronómica, sino también at ministra tiba