Cuando Gabriel García Márquez llegó en un tren en mayo del año 2007 a la estación de Aracataca , la gobernación del Magdalena tenía la intención de iniciar la “Ruta Macondo”, pero esto jamás se materializó.

Pero esto no significa que esta región haya quedado de lado: diariamente llegan aquí turistas nacionales y extranjeros a la búsqueda de la magia que García Márquez ha dejado plasmada en su obra “Cien años de soledad”.

Actualmente hay un letrero que da la bienvenida a todos los visitantes y que está situado a un lado de la vía que une a Aracataca y Fundación. En la estación de trenes hay una sala de exposiciones donde se exhiben cuadros de artistas de ambas ciudades. También hay una reseña histórica de la llegada del tren a Colombia.

La Escuela Bolivariana elaboró una exposición acerca de los 50 años de “Cien Años de Soledad” que está colgada en las paredes de los jardines.

Una cafetería con mesas y sillas al aire libre se encuentra en la plazoleta y en breve se inaugurará un restaurante y también un punto de venta de café de la Sierra Nevada de Santa Marta.