En Medellín, el barrio Moravia tiene calles coloridas y con diversos sonidos que invitan a turistas extranjeros a aprender sobre su transformación. Es que Moravia en la actualidad se ha convertido en un gran ejemplo.

En los años 80 existía ese un gran se rodó de basuras donde le de a poco comenzaron a nacer casas, al desplazar a familias. El mal olor producto de la basura de antes y un incendio que ocurrió el año pasado ya pertenecen al pasado.

Los moravitas se dedicaban hasta ahora a labores informales relacionadas con las visitas al barrio de los turistas. Es por ese motivo que surgió la idea de capacitarlos en turismo para crear ideas hacia ese sector. Esto ocurrió a mediados del año pasado y ahora esas personas ya pueden ejercer como vías turísticos.

Todos han hecho un curso de 30 horas y ahora cada líder trabaja en forma comunitaria para que cada nueva idea no signifique competencia sino potencialización. La idea es transformar a Moravia en un destino turístico completo, y que los recursos su permanezcan entre los habitantes, permitiendo que la comuna tenga más y mejores oportunidades.