Un destino paradisíaco para disfrutar en familia, con amigos, en pareja. Vacaciones que jamás olvidarás, porque San Andrés es un lugar que brinda a sus visitantes no sólo paisajes naturales increíbles, sino también una gran diversidad de actividades para divertirse.

Entre las miles de cosas que hacer en San Andrés, visitar El Acuario es algo que no puedes perderte. Allí es posible nadar, hacer snorkel y disfrutar junto a los peces multicolores. Al no ser las aguas muy profundas, es posible cruzar a nado de un cayo a otro.

Visitar el Cayo Bolívar será una experiencia inolvidable, no sólo por el color intenso del mar, sino por lo desierto, ya que ese lugar está deshabitado y no hay servicios turísticos.

Conocer La Piscinita será muy divertido para todos. Es un lugar muy concurrido, con gran variedad de peces de colores, pero debido a la profundidad de las aguas, más de dos metros, es importante saber nadar o contar con chaleco salvavidas.

La playa San Luis es un lugar tranquilo, que queda a diesel minutos del centro. Frente a pequeñas casas de madera multicolores, donde viven los nativos de San Andrés, esta playa es una gran opción para relajarse y descansar, tomar sol, nadar, y disfrutar del ambiente tranquilo y aislado.