Si la idea es pasar un fin de semana en la capital colombiana, lo ideal es poder contar con un carro para poder aprovechar al máximo todas las horas disponibles. El alquiler de carros Bogotá es lo más indicado.

Una vez disponiendo del carro, el recorrido podría comenzar visitando el Museo del Oro, que es el más reconocido en toda América Latina. Así hay más de 55000 piezas de oro de la época precolombina, divididas en tres pisos con todas las explicaciones e historias para poder aprender todo sobre aquella época.

Una vez visitado el museo, el siguiente paseo podría darse en la Candelaria, un barrio histórico imperdible. Es aconsejable estacionar en algún lugar cercano y caminar por las callejuelas de este barrio tan interesante de la capital colombiana.

Para el día siguiente, luego de un buen desayuno nada mejor que ir al cerro de Monserrate, desde donde se obtiene una de las mejores vistas de la ciudad de Bogotá. Al estar a más de 3100 metros de altura el paisaje panorámico es impresionante.

El Mercado de Paloquemao es un lugar que se debe conocer para poder disfrutar y conocer la gran variedad de frutas tropicales que existen en Colombia. El color, el aroma y los diversos sabores obligan a esta experiencia fantástica.