Viajar conduciendo un carro siempre es más ventajoso: se es dueño del propio tiempo, se conduce más o menos rápido de acuerdo a lo que se quiera ver, se puede detener la cantidad de veces que se desee y se puede escuchar música a un volumen alto. Además, se puede cambiar de rumbo y visitar   pueblos que surgen en la carretera o parar en miradores para tomar fotografías.

Por otra parte, dependiendo de la cantidad de pasajeros en el carro y del trayecto, viajar en carro suele ser más económico en comparación con otros medios de transporte.

El alquiler de carros en Bogotá le permitirá comenzar un viaje que será imperdible, porque Colombia tiene paisajes espectaculares  en sierras, valles, cordilleras, selvas, playas, desiertos…

Por ejemplo, recorrer el Desierto de la Tatacoa, que es la segunda región árida más extensa del país; son 330 km2 de tierra roja y gris. Allí hace mucho calor, pero recorrer esa maravilla natural es una experiencia única.

Conocer luego el pueblo más bonito de Colombia: Barichara. Queda en el departamento de Santander. Casas blancas con puertas de colores, faroles encendidos por la noche, todo muy pintoresco.

Como Villa de Leyva, en Boyacá.  Un lugar colonial, con casas blancas y calles empedradas. Mucha historia, cultura y maravillas naturales. Claro está que el Eje Cafetero no puede quedar afuera del itinerario! Es Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO así declarado, y estando en carro, no hay excusa para no conocerlo!