De acuerdo a un informe, entre los meses de enero y agosto del corriente año han sido 11 mil la cantidad de pacientes extranjeros que llegaron a Colombia por cirugías estéticas, tratamientos oncológicos y oftalmológicos, especialmente.

El porcentaje ha aumentado con respecto al año anterior: en 2017 fue de un 23% más. Esto parece no ser verdadero si se tiene en cuenta que los ciudadanos colombianos afirman que su sistema de salud está realmente en crisis. Sin embargo, cada vez son más los viajeros extranjeros que llegan al país para tratamientos de salud.

Además de los tratamientos ya mencionados, otros como cardiovasculares y odontológicos también son solicitados, fundamentalmente por ser procedimientos que llegan a ser hasta un 60% más económicos que en otros países.

Los países desde donde vienen los pacientes son los Países Bajos, Estados Unidos y Venezuela, especialmente. Luego vienen de Panamá, Ecuador, Trinidad y Tobago y Curazao.

La meta actual del país es convertirse en un destino turístico en salud y el objetivo es que, para el año 2032, Colombia sea uno de los líderes mundiales en turismo de salud.