Llegar a Cali es llegar a la “sucursal del cielo”, como se la apoda, una ciudad donde es posible tener actividades culturales, recreativas o de diversión.

Para quienes llegan con la intención de hacer diversas actividades y paseos, nada más apropiado que el alquiler de carros en Cali, para poder disfrutar a pleno cada rincón de la ciudad.

Uno de los principales atractivos de Cali es el contraste en la arquitectura: es posible ver lo colonial mezclado con lo moderno. Por ejemplo, hacer un paseo por el Barrio San Antonio para poder conocer el Cali Viejo, ya que es una zona que se ha mantenido intacta a lo largo de los años.

Allí también es posible encontrar teatros y cafés además de una gran variedad de restaurantes.

Quienes aman el arte y la historia deben conocer el Museo de Arte Religioso de la Merced, donde se podrán apreciar objetos religiosos de los siglos XVII al XXI. El Museo de Arte Moderno La Tertulia es otra opción interesante, donde hay exposiciones de diversos artistas clásicos y contemporáneos.

El Zoológico es imperdible, con varios premios internacionales debido a las campañas realizadas para la reintroducción de especies a su hábitat natural.

Por las noches, es  momento de disfrutar los diversos restaurantes que hay en el Barrio El Peñón, un importante corredor gastronómico con todo tipo de platos y ofertas culinarias.