No hay duda que Colombia es un país que invita a pasar una temporada agradable, conociendo lugares, haciendo actividades, intercambiando momentos únicos con gente que desea lo mismo: disfrutar un destino turístico espectacular.

Los paisajes colombianos, sus regiones naturales donde la flora y la fauna brindan un colorido especial, la historia del país y su cultura de diversidades étnicas brindan a los viajeros vivir una experiencia inolvidable.

La salsa, el vallenato, la cumbia, ritmos musicales que invaden las calles y adornan  los espectáculos por doquier. ¿Cómo no disfrutarlos?

Si se busca un lugar relajante, el destino recomendado es Melgar, uno de los balnearios más bonitos del país, donde el clima es cálido y tiene una gran cantidad de piscinas y la opción de practicar deportes náuticos.

En esta región, que queda a 98 kilómetros de la capital Bogotá, se encuentra la Ciudad Reptilia, un interesante parque temático con cocodrilos, boas y  otras especies. Y además de espectaculares centros vacacionales, los hoteles en Melgar brindan atención personalizada para que los viajeros disfruten a máximo sus vacaciones.

Otro destino espectacular es una de las islas más bonitas del Caribe: la isla de San Andrés. Allí hay una gran diversidad de actividades como buceo y jet ski. El mar que tiene siete colores es lo más destacado de la playa.

Los hoteles en San Andrés ofrecen vistas fantásticas y servicios de primera calidad, para transformar la estadía en un momento único.