Sin lugar a dudas, Colombia es un país enorme, y se necesita mucho tiempo para poder decir que se ha conocido ‘algo’! Como generalmente las vacaciones no duran 3, 4 o 5 meses… lo aconsejable es elegir algunos destinos, reservar los hoteles y embarcar con rumbo al descubrimiento!

Comencemos por CARTAGENA: ícono turístico de Colombia, con playas, islas en los alrededores, atardeceres maravillosos. Allí está la famosa ciudad amurallada.

Obviamente, BOGOTA debe figurar en el recorrido. Capital del país, brinda a sus visitantes diversas opciones de paseos, como por ejemplo, el Cerro de Montserrate con la mejor vista de la ciudad, el barrio La Candelaria, museos, la Plaza Bolívar.

Otro destino recomendable es VILLA DE LEYVA, en el departamento de Boyacá. Allí está la historia colombiana, un pueblo pequeño con calles empedradas, museos interesantes y parques temáticos en los alrededores.

También es interesante conocer SALTO DE TEQUENDAMA, que se localiza cerca de Bogotá, a la orilla de un acantilado y, por lo tanto, con una vista impresionante de una cascada y su correspondiente sonido de aguas cayendo a más de 120 metros de altura!

GUATAPE es otro destino imperdible porque allí se encuentra la famosa piedra del peñol. Según un mito, algunos dicen que es un meteorito que ha caído y se transformó en mirador; otro, que antiguamente era una montaña que se escarbó y descubrieron la piedra. No importa, lo valedero es su tamaño enorme! Deben subirse 700 escalones para llegar al tope.