Viajar como mochilero es el deseo de muchos jóvenes –y no tanto- con la intención de conocer nuevos lugares y vivir la experiencia de vivir una temporada sin horarios ni exigencias de actividades.

Por lo tanto, embarcar llevando en la mochila lo necesario para vivir esa experiencia, pero dejando de lado los campings y descansando en cómodos hoteles en Melgar, por ejemplo, un destino que invita a vivir todo el día en la playa, caminando  con los pies descalzos y disfrutando la brisa y el sonido del mar.

Buscar otro destino colombiano para conocer sin prisa pero sin pausa y elegir entonces alguno de los hoteles en Medellín, donde se puede elegir disfrutar la exquisita gastronomía y visitar lugares que inspiran historia.

Si se quiere disfrutar de más playas paradisíacas,  Santa Marta es otro destino fantástico para elegir. Es la ciudad más antigua de Colombia, con playas hermosísimas. Por otra parte, los hoteles en Santa Marta brindan todo lo que los viajeros necesitan.

La realidad es que muchos sueñan con ser mochileros, pero quieren vivir cómodamente, descansar y sólo vivir durante el día el espíritu de un mochilero, que fundamentalmente es “vivir el día a día”, dejándose sorprender por el lugar, por la gente, por las situaciones que se van presentando.

Así, pues, alojarse por ejemplo en el Decameron Barú no sería descabellado, por el contrario, es otra excelente opción para relajar durante una fantástica temporada de vacaciones!