Es imposible no enamorarse de la Isla San Andrés, como tampoco de la Isla Margarita, ambos destinos paradisíacos en Colombia y Venezuela respectivamente, para pasar unas vacaciones verdaderamente inolvidables.

Las cosas buenas de la vida toman tiempo, frase pintada en un letrero con los colores rojo, amarillo y verde, que son los colores del reggae que inunda la isla en todo lugar, dándole ritmo a una región seductora, impactante.

Un paraíso en la tierra, donde es posible aprender un nuevo idioma, un idioma que sólo se habla allí y que es el ‘creole’, una mezcla de inglés y español que hablan los isleños.

Imposible no relajarse en este lugar, donde caminar es una actividad que se practica a diario Al igual que en la Isla Margarita, donde todo es absolutamente seductor.

La más grande del único estado insular de Venezuela tras Coche y Cubagua, la Isla Margarita da la posibilidad de conocer, al norte, el lugar donde los pescadores consiguen los peces que luego son servidos en restaurantes y en hoteles.

La playa Zaragoza debe ser disfrutada durante la permanencia en la isla: es la playa más idílica, con un paseo de casas coloniales de diferentes colores. Allí se sirven las mejores piñas coladas!

Imposible no ser feliz en estos destinos paradisíacos!