Comprar estando de vacaciones es una de las actividades que más les gusta a los turistas, sobre todo si se está vacacionando en un destino donde las oportunidades, ofertas y buena mercadería son moneda corriente.

Miami es el destino ideal para eso, pero hay que saber sacar el jugo al lugar y aprender a hacer buenas compras, tanto en precio como en calidad.

En primer lugar, hacer compras en Miami exige disponer de un carro, ya que las distancias son largas. Por lo tanto, contar con National, por ejemplo, es una excelente opción. Luego, saber elegir los centros comerciales.

Aunque muchos turistas hacen compras online que reciben en sus hospedajes, otros tantos aman ir a los centros comerciales para ver –y probarse- todo lo que ven en oferta. Así, pues, los centros comerciales pasan a ser una verdadera diversión, imposible de vivir online!

Otra clave es la decisión en cuanto a lo que se quiere comprar buscando el mejor precio o la mejor oportunidad o la mejor calidad. Ir al Sawgrass Mills significa entrar al centro comercial más grande de los Estados Unidos, con más de 350 tiendas, como Saks Fifth Avenue OFF 5TH, Nordstrom Rack, Bloomingdale’s Outlet Store, Nike Factory Store, Gap Outlet, Marshalls, Burlington Coat Factory, Prada, Valentino, Calvin Klein…

El Dadeland Mall es otra excelente opción. Allí van varias celebridades a hacer compras también y a disfrutar de una excelente gastronomía en los más variados restaurantes del lugar. Desde las terrazas, una vista increíble del Downtown Dadeland. Tiendas como Macy’s, Saks, Zara, Apple, Banana Republic, Michael Kors, Sephora, Victoria’s Secret, son una invitación a comprar con variedades de promociones.

Otra clave muy buena es hacer compras al aire libre, y para eso, nada mejor que The Falls, un complejo de tiendas al aire libre con una inmensa variedad de posibilidades de compras, con más de 100 comercios, entre los que están Bloomingdale’s, Macy’s, Pandora, Chico’s, Apple  y American Girl.