En Colombia, empresarios apuestan al sector del turismo y también al agroindustrial como los nuevos motores de crecimiento económico.

Según el Departamento Nacional de Planeación, el Producto Interno Bruto (PIB) de Colombia tendrá un crecimiento potencial que alcanzaría una tasa de casi el 6% anual.

De ese modo, es de esperarse un gran fortalecimiento en el crecimiento de los sectores de industria y agricultura. Las exportaciones sufrirán una apertura que permitirá mayor oferta de bienes y servicios para el comercio internacional.

Ya el turismo es el sector que ha logrado colocarse en una posición de gran relevancia, luego del fin del conflicto con las Farc. Por ello, las grandes cadenas hoteleras internacionales tienen interés en operar en Colombia.

Así, pues, la paz está abriendo  un camino de gran generador de empleos y de entrada de divisas. Siendo la oferta turística mayor, Colombia podrá diversificar las exportaciones de petróleo.

Debido al incremento del turismo, la ocupación hotelera ha crecido, debiendo varios hoteles incrementar habitaciones y camas y promociones ‘all inclusive’ para cubrir la gran demanda actual.