Así es Colombia, un país que ofrece una gran variedad de paisajes, regiones, actividades, para que los viajeros disfruten a pleno los diversos destinos turísticos. Playas paradisíacas, cafetales, historia en las ciudades coloniales, el misterio de la selva amazónica…

Un viaje por Colombia es siempre una garantía de vacaciones exitosas, de viaje inolvidable, de experiencia imborrable. Comenzando por Bogotá, la próspera capital del país que mezcla historia y modernidad en sus calles y sus edificios, que tiene una vida nocturna vibrante y calles pintorescas.

Cartagena es otra ciudad para conocer, a orillas del mar Caribe, una ciudad rodeada por murallas y fortificaciones que en el pasado la han  protegido de corsarios y de piratas. Posee calles de adoquines, plazoletas lindísimas y edificaciones coloridas.

Conocer la ciudad más antigua de Colombia es una experiencia fantástica: Santa Marta, con arquitecturas coloniales y una historia inigualable. Tiene veintisiete bahías de arena blanca y aguas transparentes.

Villa de Leyva es otro lugar que debe conocerse, pues es uno de los pueblos colombianos más hermosos, con su preservada arquitectura colonial, valles y paisajes agrícolas, enmarcado todo por la Cordillera de los Andes.

El Archipiélago de San Andrés y Providencia, en pleno Caribe, es una de las regiones más espectaculares de Colombia. La UNESCO reconoció como la Reserva de la Biosfera.  San Andrés es la isla más grande y su capital, recibiendo el mayor flujo de turistas.  Los hoteles en San Andrés tienen todo lo que los visitantes necesitan para disfrutar este paraíso.

Ya Melgar es uno de los balnearios más concurridos de Colombia, con una temperatura que promedia los 28°C, ideal para la práctica de deportes náuticos. Los turistas encuentran una gran variedad de hoteles en Melgar.