Unos días de descanso y la posibilidad de pasarlos en San Andrés, no podría existir una noticia mejor! Pues entonces, manos a la obra para poder aprovechar de la mejor manera posible tu estadía en ese paraíso.

La isla de San Andrés es un ecosistema con arrecifes, cayos y bosques, ideal para hacer snorkelling y disfrutar las aguas cálidas y la arena blanca y fina de sus playas, con barreras de coral.

Tras hospedarte en alguno de los hoteles de San Andrés, nada mejor que salir y disfrutar la isla, donde todo el año es verano! El calor no te impedirá asombrarte –y tomar fotografías- del mar turquesa o verde, las palmeras, el cielo azul y los peces de colores. Te sentirás en pleno paraíso!

La historia de este lugar es bien movida: ha sido descubierta por los españoles, posteriormente colonizada por los ingleses  luego recuperada por los españoles, quienes finalmente la cedieron a Colombia. En sus sólo 27 quilómetros cuadrados de superficie tiene puestos de feria, locales duty free y barrios donde pueden verse tanto casitas de madera como casonas señoriales. Restaurantes, bares, confiterías, vendedores ambulantes, hoteles, posadas y una vista al mar espectacular.

Pero hay cosas que no puedes dejar de hacer:

Si amas el snorkelling y la vida marina,  disfruta Cayo Acuario, donde un arrecife de coral y los peces de colores te deslumbrarán.  Si quieres conocer museos diferentes, visita la Cueva del Pirata Morgan, pues a sus alrededores están el Museo del Coco y el Museo Pirata.

La Riviera es el Centro Comercial de perfumería más importante del país, donde podrás adquirir una gran variedad de perfumes a muy buenos precios.

Y Coco Loco, la discoteca más especial y divertida, te espera para poder disfrutar el glamour y la elegancia  de las sensuales noches caribeñas!