En realidad se trata de un istmo (parte del continente) que luego de haberse construido el  Canal del Dique, quedó separado y pasa a ser denominada ‘isla’, y es una isla realmente paradisíaca!

Se puede llegar por tierra, ya que hay un puente que la une al continente, o en lanchas, cruzando la bahía de Cartagena. Muchos visitantes llegan para pasar un día hermoso de playa, pero lo recomendable es quedarse más tiempo para poder disfrutar plenamente ese destino que parece mágico.

El Decameron Baru es una excelente opción para hospedarse en la isla; está situado en el medio de un bosque tropical y rodeado de varias playas increíbles, donde se puede practicar kayak, buceo, remo o snorkeling.

Esta isla ya se ha transformado en un destino turístico impactante y con mucha demanda, tanto de visitantes nacionales como de extranjeros, por lo que hay diversos hoteles económicos y con muy buena infraestructura para que todos puedan disfrutar de este lugar.

Sin lugar a dudas, vale pasar un período de descanso y de diversión en esta isla, donde los atardeceres son un verdadero espectáculo y los lugareños, gente realmente muy simpática y amable, transformando la permanencia de los viajeros en una experiencia inolvidable.