Es una verdadera estrategia del Gobierno, que prioriza 26 departamentos en los que se invirtieron recursos para adecuar esas regiones para los viajeros. La movida empezó con 26 municipios que abarcan Camino Teyuna, Urabá-Darién, Mocoa y Valle de Sibundoy y la Sierra de la Macarena.

Caño Cristales es el mejor ejemplo. Allí, el Ministerio de Comercio,  Industria y Turismo invirtió $ 30 mil, generando 5.671 empleos.  Ya están construyendo un sendero ecoturístico para brindar mejores condiciones a los viajeros.

Las obras incluyen puentes de madera, una oficina de control, un centro de visitantes, una tienda, además de señalización.

De los 100 municipios beneficiados, la mayor parte de ellos coincide con el segmento de naturaleza, ecología y aventura turística, sectores que tienen una oferta de alta calidad.

Según cálculos de la Organización Mundial del Turismo, un turista que se dirige a un destino de naturaleza gasta 3 veces más que uno tradicional.

Es por ese motivo que destinos como la Sierra de la Macarena se transforman en puntos clave para Colombia.