Antigua capital del Brasil, la famosa ‘Cidade Maravilhosa’ es una ciudad que no se puede dejar de conocer. Sus playas, parques, museos, shows musicales y tantas otras actividades son para ser disfrutadas a pleno.

Hay un sinfín de actividades que hacer en Rio de Janeiro, desde disfrutar días soleados en playas como las de Copacabana, Ipanema o Leblon, hasta hacer trekking en la famosa Pedra da Gavea, pasear por grandes shoppings como el Río Sul o el Barra Shopping y caminar bajo las sombras de las palmeras del Jardín Botánico.

Hay excursiones en Rio de Janeiro que son realmente imperdibles, como una visita al Cristo Redentor en el Corcovado, el Pan de Azúcar e, inclusive, ir a conocer el Maracaná y, si fuera posible, en un día de juego!

Ir a un show de música popular brasileña también es una actividad que debe realizarse, y, si se tiene coraje, subir el cerro y lanzarse en ala delta,  en compañía, claro está, de un instructor.