Hoteles Decameron es una marca famosa en Colombia, principalmente por sus hoteles que son sinónimo de playas, como el Decameron Barú y sus cinco establecimientos Decameron San Andrés (Aquarium, Isleño, Los Delfines, San Luis y Marazul). Pero en estos últimos tiempos, esta gran cadena hotelera está buscando expandir sus destinos, al abrir más establecimientos en otros territorios. Este año, por ejemplo, fue anunciada la construcción de su segundo hotel sin playa.

El primer hotel de la empresa lejos de las playas fue el Decameron Conecta en Bogotá. Sin duda contar con un all inclusive en un destino tan importante como la capital colombiana era más importante que si tuviera o no una playa, pero el siguiente emprendimiento de la empresa fue en una ciudad más pequeña, Rionegro en Antioquia. La inversión en la construcción de este complejo se calcula en 40 millones de dólares.
El presidente del grupo Decameron, Fabio Villegas Ramírez, expresó en un comunicado que confían en empezar la construcción del hotel en estos meses. El proyecto cubrirá un terreno de 17 mil metros cuadrados y se calcula que su construcción demorará un año y medio en ser completada. Según Villegas es importante seguir invirtiendo en hotelería a nivel nacional, lo que marca la política de Decameron con vista hacia el futuro.