Fue creada hace 55 años y en la actualidad, esta compañía aérea ha decidido fortalecer sus rutas, promocionando destinos correspondientes a la nueva ola del turismo en el país.

Para realizar su estrategia, la compañía aérea incorporará nuevas frecuencias como Bogotá-Puerto Agarráis, Villavicencio–Inírida; igualmente espera para el segundo semestre incorporar nuevas frecuencias como, Villavicencio – Mitú, Cali – Ipiales, Cali – Pitalito, Puerto Agarráis – Ipiales y Villagarzón – Leguízamo. El Gobierno Nacional asimismo visualiza que, en el futuro, Satena se va a ver favorecida en el posconflicto, en tanto que ciertas zonas de operación padecían perturbaciones de orden público y ahora podrían enseñar todo lo que deben conocer los turistas, como los atractivos naturales.

Así es como Satena se autodenomina como la “aerolínea de la paz”, que viene trabajando en la promoción, divulgación y operación en aquellos destinos que para ellos son la “Nueva ola del Turismo” en Colombia. Satena trabaja de la mano con entidades como ProColombia, Marca País, Fontur y Anato.

Del mismo modo, la compañía aérea repite su objetivo de integrar las zonas más alejadas de Colombia, complementado el impulso y apoyo que se da desde el gobierno a esta “nueva ola del turismo” interno del país. Estas nuevas sendas van a mejorar la conectividad de departamentos como Nariño, Putumayo, Huila y Calle del Cauca, dejando el simple desplazamiento a nivel corporativo, turístico y familiar. Las sendas serán: Cali – Pitalito – Cali, Cali – Ipiales – Cali, Ipiales – Puerto Agarráis – Ipiales y Villagarzón – Puerto Leguízamo – Villagarzón.