De acuerdo a un documento reciente de Anif (Asociación Nacional de Instituciones Financieras), el PIB correspondiente al comercio, hoteles y restaurantes crecerá un 2,4 por ciento durante el presente año; una buena noticia, teniendo en cuenta que durante el año pasado hubo una desaceleración.

Conforme a la asociación, ese debilitamiento se debió, primordialmente a que el comercio tuvo una caída tras pasar de una alteración del 3,7 por ciento en 2015 a una de 1,5 por ciento el año pasado.

Especialistas aseveran que el turismo proseguirá siendo protagonista para la economía colombiana, merced al esmero del ámbito privado y el público; sin contar que prosigue siendo el segundo generador de divisas del país tras el petróleo con 5.688 millones de dólares americanos el año pasado.

En verdad, a lo largo de la Semana Santa los operadores turísticos mostraron un repunte en visitantes y en ingresos. Una muestra de ello es que, según las cifras de la Aeronáutica Civil, la movilización de pasajeros aéreos a lo largo de esa temporada superó las esperanzas, transportando a prácticamente 2,4 millones de personas, en frente de las 2,3 millones movilizadas en exactamente el mismo periodo de 2016.