Pasaron pocos meses desde que Donald Trump asumió la presidencia de U.S.A.,y los mercados financieros y los datos económicos le han dado un voto de confianza. No obstante eso, no todas las industrias tendrían exactamente el mismo comportamiento y el turismo podría ser una de las más perjudicadas.

Conforme con Jorge Franz, que es el vicepresidente de Turismo para Houston, hay nerviosismo por el impacto que pueda tener la circunstancia. “Todavía desconocemos el impacto real que va a tener en el turismo nacional la situación actual, mas lógicamente nos preocupa”.

Además, el funcionario afirma que, a pesar de no tener datos oficiales, un descenso es esperado. “Los datos afianzados del primer trimestre se van a conocer en el mes de abril, mas continuamente prestamos atención a las estadísticas para poder ver los sucesos. Lo que podemos decir, es que hemos visto una posible bajada desde todo el mundo”.

Tal y como aseveran los especialistas, el veto migratorio a múltiples países en mayoría musulmana que ha impulsado Trump y mensajes ‘duros’ contra naciones como México, China o bien aun ciertos de Europa, tendría un impacto realmente fuerte en una industria que supone USD 250.000 millones y produce quince millones de empleos.

En verdad, múltiples estudios internacionales ya estiman que la caída de los viajantes que vayan para USA podría ser superior a los cuatro millones de personas a lo largo de este año.

No obstante, a pesar de las posibles turbulencias que pueda padecer la industria del turismo de USA, como resalta Franz, ciertas urbes como Houston han conseguido aumentar la llegada de viajantes desde Colombia.

“Hemos visto como los viajantes de Colombia han subido mucho su relevancia en las llegadas. Conforme las cantidades, hace cinco años estos viajantes no estaban entre los diez primeros, al tiempo que ahora es el séptimo país en participación”.

Y, en lo que se refiere al futuro, se espera que la tendencia se sostenga. “Esperamos que estas cantidades prosigan mejorando, en tanto que los colombianos viajan poco a poco más y, singularmente, a EE.UU. Con todo esto, aguardamos que Colombia se ubique en los 5 primeros muy pronto”, apunta el vicepresidente de turismo de Houston.

A fin de que esto ocurra, eso sí, Franz deja claro que el aumento progresivo de las frecuencias, va a ser uno de los primordiales factores. “Este desarrollo se podría acrecentar si logramos que haya nuevas sendas y frecuencias con las compañías aéreas, tanto las que ya existen, como nuevas empresas que deseen entrar a atender este mercado. Todas y cada una de las opciones pueden ser interesantes, tanto las tradicionales como las low-cost (bajo costo)”.