Cuando pensamos en los hoteles Decameron, vienen a nuestra mente imágenes de grandes centros all inclusive a metros de las playas, en destinos como Santa Marta, Cartagena de Indias e Isla Barú. Pero la percepción de esta empresa podría empezar a cambiar con el anuncio de su segundo hotel fuera de un destino de costero.

Se trata de un emprendimiento en la ciudad de Rionegro, Antioquia, donde la empresa ya ha construido un centro de convenciones. El nuevo hotel tendrá una inversión de 40 millones de dólares y una vez terminado contará con un campo de golf y 192 habitaciones equipadas con todos los lujos característicos de los hoteles Decameron. Según el presidente del grupo, Fabio Villegas Ramírez, la construcción demorará unos 18 meses.

En comentarios al respecto a la prensa, Villegas Ramírez también dejó en claro que espera que Decameron siga invirtiendo en el país, donde se ve un claro crecimiento en la demanda turística. También dijo que esto se debe a una clase media consolidada, con un entorno social estable, y donde la situación económica permite a los viajeros volcarse hacia destinos del interior del país. Aún no se ha informado de otros planes a futuro, pero queda en claro que Decameron planea continuar con la inversión hotelera en Colombia.