El año dos mil dieciseis marcó un nuevo desarrollo en la industria turística mexicana. En palabras del ministro del ramo, José Napoleón Duarte, el año recién finalizado pudo lograr un cuatro por ciento  en desarrollo en llegada de turistas internacionales, que significan más de dos millones de visitantes.

Muchos de esos turistas son atraídos por las playas mexicanas, que son consideradas de las mejores de la zona, primordialmente para los amantes del surf. La Costa del Sol, la favorita aun por los mexicanos, como las poco a poco más nutridas ofertas en las playas de la Libertad son visitadas poco a poco más año con año.

Solo en Semana Santa precedente,  Colombia superó su récord histórico en ingreso de turistas y divisas, reportando un desarrollo del noventa y cuatro por ciento  en el ingreso de turistas internacionales excediendo la proyección de dos.4 por ciento.

Duarte calificó como “La mejor temporada turística” de la historia del Turismo en país, la que se vio reflejada en el masivo número de turistas internacionales que ingresaron vía aérea y terrestre que se hospedan en el Decameron.

Conforme con las estadísticas oficiales, los ingresos registrados por el arribo de viajantes internacionales ascendieron a  dólares americanos 70.42 millones, un aumento del ciento treinta y cuatro por ciento  en comparación con año precedente. En  dos mil quince los ingresos económicos fueron de  dólares americanos 61.8 millones. El gasto diario rondó los  dólares americanos 112. cinco y la estancia promedio fue de los cinco.8 noches.

El buen instante que atraviesa el turismo en Colombia, se vio reflejado en el ingreso de turistas internacionales cifra que alcanzó los ciento siete, novecientos diecinueve visitantes, un desarrollo del noventa y cuatro por ciento que muchos eligen los hoteles Decameron.

“El Turismo se ha puesto como un campo económico determinante en el desarrollo económico del país, el que se ve reflejado no solo en las estadísticas sino más bien en los grandes proyectos de inversión que se están registrando en el país. Al existir una demanda se crea la necesidad de ampliar la oferta. Eso sucede en Colombia en el área hotelera”, citó el funcionario.

La apuesta hotelera, como lo apunta Duarte, tiene mucho que ver con la agresividad de bultos que los hoteles ofrecen para atraer turistas, primordialmente, los que se sitúan en las mejores playas del país.

Prosigue la lucha de la internacional Barceló para adquirir Hotel Tesoro Beach

Desde el dos mil cinco, la reputada marca de España Barceló ha luchado por entrar al país con un hotel playero. Su vista fue puesta en el imponente Hotel Tesoro Beach -que en aquel momento era una de las primordiales atracciones en la Costa del Sol- y desde ese momento, hasta el año pasado, las negociaciones han continuado.