La compañía aérea anunció un nuevo modelo de negocio para los viajes familiares, en el que van a ofrecer más opciones a costes más bajos.

 Para el primer semestre del dos mil diecisiete, Latam Airlines se transformaría en una compañía aérea de bajo costo para los vuelos nacionales en los 6 países que opera en América Latina.

 De esta forma lo afirmó Fernando Poitevin, director de Latam Airlines Colombia, quien contó que la compañía trabaja, desde inicios del actual año, en un nuevo modelo de negocio que “los haga más competetivos”.

 “No veo por qué razón, si somos una compañía eficaz, no podamos ofrecer costes más competitivos y con la posibilidad de que los viajantes puedan abonar un costo auxiliar por servicios extras que requieran como el alimento o bien las maletas”, explicó Poitevin.

 El proyecto, que incluye la venta de comida a bordo, la venta de servicios, y modificaciones en la plataforma digital, busca acrecentar el tráfico de pasajeros en un cincuenta por ciento en los próximos 3 años.

 “Como la frecuencia de vuelo en la zona sigue siendo inferior a países como E.U. o bien Inglaterra, donde sus tasas de viaje superan los 2 viajes anuales por persona, América Latina tiene todavía mucho potencial de desarrollo. De ahí que aguardamos que se acrecienten los pasajeros” explicó Poitevin.

 Conforme explica el directivo, los pasajeros asimismo van a tener la posibilidad de abonar o bien de abstenerse de abonar por un servicio de comida en el aeroplano, “y esa vendría con una oferta más atrayente que la de el día de hoy, donde no hay opciones”, añade.

 Los clientes del servicio van a poder acceder a una forma nueva de adquirir más simple que les dejará escoger la tarifa conforme el género de viaje que efectúen como los servicios auxiliares al pasaje como viajar solamente con equipaje de mano sin costo, añadir más equipaje en bodega o bien escoger su asiento preferido en el aeroplano. Todo esto le dejará al pasajero acceder a costos más bajos escogiendo conforme a sus necesidades.

 El nuevo modelo estaría libre para los 6 países en los que opera Latam (Colombia, Chile, Perú, Ecuador, Argentina y Brasil) y sería incorporado de forma progresiva y por etapas en el primer semestre del dos mil diecisiete.

Colombia, por su lado, va a ser el primer país en incorporar la venta a bordo, en la que está previsto añadir un catálogo con más opciones de comida, incluyendo productos locales con costos que pueden ser atractivos para los pasajeros.

Por otra parte, el cambio significó que la compañía aérea invirtiese en una tecnología que soportara las nuevas posibilidades de adquiere. “Una de las primordiales inversiones para conseguir este cambio fue en tecnología, puesto que significó que ahora los usuarios van a tener más opciones para seleccionar su vuelo y además de esto van a poder hacerlo todo desde su celular. De ahí que para el dos mil dieciseis, tuvimos un presupuesto de inversión en tecnología de cerca de US dólares americanos 50 millones”, apostilló Poitevin.

Los primordiales cambios se hicieron en el proceso de adquiere, de check-in, embarque y postventa, puesto que ahora va a ser más simple y se va a poder efectuar mediante cualquier dispositivo móvil.

El rediseño del modelo de viaje en los vuelos familiares es una parte de una estrategia global de Latam y sus filiales que tiene por objetivo convertir al conjunto para hacerlo más eficaz. “Con esta iniciativa procuramos ser más competitivos al largo plazo, pues con el desarrollo actual de la industria, que no es muy conveniente, pensamos en que a futuro prosigamos siendo líderes en Latinoamérica”, destacó Poitevin.

¿LATAM, AHORA UNA AEROLÍNEA DE BAJO COSTO?

En frente de compañías aéreas de bajo costo como Wingo, que empieza operaciones en el país desde el primero de diciembre, o bien Viva Colombia, que ya lanzó otra compañía aérea en Perú, Latam entraría a competir con los costos de esta clase de compañías aéreas, con la condición de sostener exactamente la misma calidad de una compañía aérea tradicional.

“Justamente lo que procuramos con esto es, en parte, contestar a la tendencia de las compañías aéreas de bajo costo. De ahí que es que, primeramente, deseamos que la cantidad de pasajeros medren. Nosotros como una compañía eficaz seremos capaces de sostener el liderazgo que tenemos el día de hoy contra estas compañías de bajo costo que en el planeta ya han capturado parte esencial del mercado”, manifestó Poitevin.

Otro de los puntos que destaca el directivo es que si bien Latam prosiga siendo una compañía aérea “tradicional”, este modelo no es nuevo en la industria aérea. “De hecho, compañías como American Airlines, Bristish Airlines o bien United ya lo han hecho. Que si bien son tradicionales, procuran reducir sus costos y darle más opciones al pasajero y ser más competitivos”, concluyó el directivo.

LA PARTICIPACIÓN DE QATAR AIRWAYS

Con la adquisición del diez por ciento de la participación de Qatar Airways a Latam de US dólares americanos seiscientos millones, la compañía busca, a futuro crear coaliciones que los vuelva “más interesantes en el mercado”.

De esta forma lo contó Fernando Poitevin, director de Latam Airlines Colombia.

“Qatar deseó adquirir una participación en Latam por 2 cosas: el potencial de desarrollo de América Latina y por Latam, que está en una situación única para capitalizar ese crecimiento”, añadió.

De pacto con el directivo, se espera que “eventualmente se exploraren otras ocasiones de colaboración que sean más atractivas para la compañía mas de momento solo participa como accionista”, concluyó Poitevin.