b-royal-decameron-isleno-2c2a9f0014

Viajar al Caribe, para muchos, es sinónimo de gastar una buena cantidad de dinero. Sin embargo, hay una isla con playas paradisíacas a la que se conoce como “el Caribe que se puede pagar”: San Andrés, un destino que permite conocer la excelente hospitalidad colombiana dentro de un marco paisajístico verdaderamente encantador.

La gran mayoría de los principales hoteles se localizan en el centro de la ciudad, por lo que son ideales para quienes no quieran gastar dinero en transporte y les guste andar a pie, recorriendo la ciudad y disfrutando las playas urbanas, como por ejemplo la playa Spratt Bight.

Para aquellos que deseen pasar una temporada de absoluto descanso, teniendo todo a mano y siendo muy bien atendidos, lo ideal es hospedarse en cualquiera de los varios resorts all inclusive que hay en la isla. De ese modo podrán disfrutar el clima, la buena comida, la calidez y simpatía de la atención y la proximidad de las diversas actividades disponibles, como piscinas, spa, sauna, restaurantes y deportes al aire libre.

Existen también hoteles localizados a orillas del mar, ofreciendo una vista única e inolvidable. Debido al clima y a la naturaleza de la región, estos hoteles suelen tener áreas con cocoteros, donde es posible relajarse y recibir atención personalizada de masajes al aire libre.

fachada-hotel-casablanca.jpg.950x537_0_96_9277

Otra opción interesante es hospedarse en un chalet, donde se sirve comida casera, viviendo un estilo tranquilo y agradable, lejos del movimiento constante de la ciudad y teniendo la posibilidad de oír el murmullo del mar en constante movimiento. Es una de las opciones más solicitadas últimamente.

La elección del lugar para hospedarse será siempre determinada por el tipo de viaje que se esté planeando realizar, la cantidad de personas (grupos familiares, amigos), y la intención de divertirse o descansar. Al final de cuentas, no es lo mismo unas vacaciones de matrimonios con hijos, a una luna de miel o un viaje con amigos!

1787498_67_z