Generalmente cuando se viaja a otros países, la alimentación cambia, ya que cada región tiene sus platos típicos, sus propios condimentos o simplemente una manera diferente de preparar un alimento. Por ese motivo, y para evitar sorpresas desagradables, es siempre interesante informarse sobre las comidas típicas del país hacia donde se está viajando y, consecuentemente, los mejores lugares para comer.

En el caso de Bogotá, es importante destacar que, en general, las carnes son el principal ingrediente de la comida colombiana, y hay diversas opciones para poder degustarlas. A seguir, algunas de ellas:

Sancocho: es uno de los platos típicos colombianos. Se trata de una sopa que se hace con carne, verdura y tubérculos. Generalmente se usan varios tipos de carnes al mismo tiempo. En “Andrés Carne de Res” sirven uno de los mejores y es un  lugar muy agradable con un ambiente musical y artesanal, atendido por mozos y mozas muy gentiles.

Arepas: son una de las riquezas gastronómicas de Colombia, junto con el famoso café. Estásn hechas a base de harina, sal, agua y queso. Hay arepas con diversos sabores y rellenos. En el “Gaira Café Cumbia House” se pueden comer, por ejemplo, las arepas de huevo mientras se disfruta la música de Carlos Vives, uno de los más populares cantantes colombianos.

Para aquellos viajeros acostumbrados al fast food, lo mejor será ir a “El Corral”, que es una red de comidas colombiana, que tiene más de 200 locales en todo el país. Allí es posible comer platos realmente sabrosos, como el perro caliente (hot-dog), sándwich de pechuga de pollo, de hamburguesas más sofisticadas o el popular pan con huevo.

IMAG0402

En la “Casa Santa Clara” sirven exquisita comida regional, como la Bandeja Paisa (carnes, aguacate, huevo, frijoles, arroz). Y quien prefiera la comida gourmet francesa, tendrá la oportunidad de disfrutarla en la “Casa San Isidro”.

Y, finalmente, siempre hay un restaurante que sirve comida italiana: si el deseo es comer ñoquis o un buen rigatoni, el romántico “Il Pomodoro” será el restaurante ideal, pues tiene en su menú una gran diversidad de pastas y atienden con mucha simpatía.